Servicios de Podología Córdoba

Con la llegada del verano, los cuidados de nuestros pies deben intensificarse. El sol, el calor y el cambio de calzado pueden provocar molestias si no tomamos las precauciones necesarias. Por eso, desde nuestra clínica de podología, queremos compartir algunos consejos esenciales para que tus pies se mantengan sanos durante esta estación.

Cuidado con el sol y el calor

La protección solar no es solo para la piel del rostro o del cuerpo, también es esencial para los pies. Estos están igualmente expuestos a la radiación solar y pueden sufrir quemaduras. Recomendamos aplicar crema solar con un factor de protección alto y hacerlo varias veces al día, especialmente si estás en la playa o la piscina.

El calor puede provocar sequedad y grietas en los pies, por lo que es fundamental mantenerlos hidratados. Utiliza una crema hidratante específica para pies a diario y realiza baños de pies con agua templada y sal para aliviar la hinchazón que puede provocar el calor.

La importancia de la hidratación

Muchos de nosotros nos centramos en hidratar la piel de nuestro rostro y cuerpo durante los meses de verano, pero solemos olvidarnos de nuestros pies. Al igual que el resto de nuestra piel, los pies pueden deshidratarse y volverse secos y agrietados. Una crema hidratante especial para pies, aplicada cada noche antes de ir a dormir, puede marcar una gran diferencia. Para aumentar el efecto, puedes envolver tus pies en una toalla caliente después de aplicar la crema y dejarla actuar durante unos 15 minutos. Esta hidratación intensiva puede ayudar a mantener tus pies suaves y saludables durante todo el verano.

El peligro de los cortes y las heridas

El verano es una época en la que nos encanta caminar descalzos, ya sea por la playa o alrededor de la piscina. Sin embargo, esto puede hacer que nuestros pies estén más expuestos a cortes y heridas. Para protegerlos, es aconsejable usar zapatos de agua o sandalias cuando camines por áreas rocosas o en la piscina. Además, si te haces un corte o una herida, es importante limpiarla de inmediato y aplicar un antiséptico. De no ser así, las bacterias y los hongos pueden entrar en la herida y causar infecciones. Si tienes una herida que no parece curar, no dudes en visitar a uno de nuestros profesionales en SaludArte Clínica.

El cuidado de las uñas de los pies

A menudo nos concentramos en la estética de nuestras uñas de los pies durante los meses de verano, pero es igualmente importante mantener su salud. Un corte inadecuado puede dar lugar a uñas encarnadas, que son dolorosas y pueden requerir tratamiento profesional. Asegúrate de cortar las uñas de los pies en línea recta y no demasiado cortas. Además, si planeas hacerte la pedicura, asegúrate de ir a un salón de confianza que siga las medidas de higiene adecuadas para evitar infecciones. En SaludArte Clínica, ofrecemos servicios de pedicura médica que no solo te harán lucir bien, sino que también mantendrán la salud de tus pies. Si notas alguna anomalía en tus uñas, como cambios de color o forma, consulta con nuestros podólogos.

El uso de chanclas

El verano y las chanclas parecen inseparables, pero su uso prolongado puede ser perjudicial para la salud de nuestros pies. Las chanclas no proporcionan el soporte necesario para el arco del pie, lo que puede causar dolor en los pies y en la espalda. Intenta alternar su uso con otro tipo de calzado más cómodo y saludable, como las sandalias con sujeción en el tobillo.

Prevención y tratamiento de hongos

Las altas temperaturas y la humedad son el caldo de cultivo perfecto para los hongos. Para prevenir su aparición, es importante secar bien los pies después de la ducha y especialmente entre los dedos. Evita andar descalzo en lugares públicos como piscinas o duchas comunitarias. Si detectas algún síntoma de hongos, como picor, enrojecimiento o descamación, acude a un profesional. En nuestro Servicio de Podología Básica te podemos ayudar.

Sudoración excesiva

El calor del verano puede provocar una sudoración excesiva en los pies, un fenómeno que puede generar un ambiente propicio para la aparición de bacterias y hongos, causantes de mal olor y problemas cutáneos. Esta sudoración, también conocida como hiperhidrosis plantar, es una respuesta natural del cuerpo para regular la temperatura, pero puede ser bastante incómoda y problemática si no se maneja correctamente.

Uno de los primeros y más importantes pasos para lidiar con la sudoración excesiva es la elección correcta de calzado. Los zapatos y sandalias hechos de materiales sintéticos pueden atrapar la humedad, creando el caldo de cultivo perfecto para los microorganismos dañinos. Por tanto, es crucial optar por calzado de materiales naturales como el cuero o el algodón, que permitan una adecuada transpiración y eviten el recalentamiento.

Visita al podólogo

A pesar de todos estos cuidados, si sientes molestias en los pies o detectas cualquier anomalía, no dudes en acudir a un profesional. La prevención es fundamental para evitar problemas mayores. Recuerda que en nuestra clínica ofrecemos servicios de podología especializados. Contacta con nosotros para cualquier consulta.

Esperamos que estos consejos te ayuden a disfrutar del verano sin preocuparte por tus pies. Y tú, ¿tienes algún truco para cuidar tus pies en verano que quieras compartir?

Si quieres aprender más sobre el cuidado de los pies, te recomendamos este artículo sobre el cuidado de los pies, una fuente de confianza con mucha información útil. ¡Feliz verano y pies saludables para todos!

Comments are closed

Copyright 2023  Saludarte Clínica. 
Todos los derechos reservados.

Aviso legal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies